martes, 5 de julio de 2011

árbol

De mi árbol me colgue
para ser fruto nuevo
escalando por las ramas
con la vista atenta hacia la copa llegué.
En tu luz pude ver gracia
y de tu semilla nací.
De un presente de acción,
una decisión de ti.
En mi árbol hay mil ramas,
y tres hojas a mi alrededor.
Pero tu raíz es fuerte
y sostiene tu plan.
De mi árbol frutos nuevos nacerán,
y cortados con determinación
los podridos morirán,
entre espinas y hongos viejos
combatí por la libertad
de mi árbol de vida nueva
que en tu palma escrito está.


Milagro.

1 comentario:

  1. :) Me recordo un arbol bien grande, como de mango atardecer

    ResponderEliminar