miércoles, 20 de julio de 2011

Área




















Así fue
yo no me escondi
tu no me buscaste
nadie contó.
No hubo lugar secreto,
ni más de dos.
Un juego para nadie,
ocasional intervalo de tiempo.
sin tocar el ten nos quedamos
sin gane ni pierda.
Sin base.
Expuestos al propósito,
a la no casualidad.
A la potencia de la luz
navegó nuestra imaginación
esperando un juego para dos.
Otro más u otro menos,
un cambio de ocasión
un círculo redondo con final.
Para unir los puntos
y crear,
ese vértice perfecto y racional.




Milagro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario