viernes, 15 de julio de 2011

Cangrejo















Vagando sobre el fondo,
manipulando tu ración.
Con tus pinzas afiladas te afanas,
descomponiendo tu sentido de vivir
te escondes en tu razón
capturando la nada.
en inútiles intentos te agotas,
te mueves hacia atrás, cayendo.
Crustáceo evolutivo
te conviertes en el brillo de tu oro.
Celoso cuidas tu rincón,
esclavo de tu fortuna.
Arrastrado por tus patas en vano vas,
sin frío, sin calor.
Trepador insensato,
vividor sin temor
De tu boca sale el vacío de tu corazón.
Solitario extranjero de tu tierra.




Milagro.



Porque éste en vano viene, y a las tinieblas va, 
y con tinieblas su nombre es cubierto.
Eclesiastés 6:4 

No hay comentarios:

Publicar un comentario